Moda

Últimas tendencias en moda masculina

Los cambios de estaciones traen consigo todo un nuevo espectáculo de escaparates a las tiendas de nuestra ciudad. Ropa que se basa en las últimas colecciones de las pasarelas, para acercarla al público en un formato style street. Si la temporada pasada ellos se vistieron con los colores más cañeros y vistosos, en ésta la moderación marca el estilo.

Comenzamos por hacer un repaso a una pieza polivalente, las camisas. Tanto para ir a trabajar, como para acudir a un evento, las propuestas de camisas son muy variadas. Los estampados étnicos, de cuadros o de lunares renuevan el vestuario de la moda masculina. Una recomendación muy favorecedora es el cuadro vichy, es fácil de combinar y se va a convertir en un clásico de togas las wishlists.

Apuesta por el monocolor. La parte más elegante de las tendencias primavera verano para la moda de hombre es este estilismo en el que se juega todo a un solo color.

Combinaciones seguras, con un todo al blanco o todo al negro. Para los más atrevidos se propone esta tendencia en beige o azul claro.

Para las noches de primavera y verano en las que bajan las temperaturas, las colecciones incluyen una pieza clásica: las parkas, un clásico de todos los tiempos y para todas las edades. Eso sí, renueva la tuya por una en colores ácidos, como el naranja.

Una temporada en la que predominarán, sin embargo, los tonos fríos. Prueba a llevar colores como el rosa o el azul, que se imponen en el armario de los hombres más tradicionales. Tal y como ocurre con las tendencias femeninas y los colores pastel, los hombres tampoco se libran del look cupcake.

El color que marca la diferencia a esta propuesta es el más supersticioso del pantone, el amarillo. Este color, va a ser un obligado en todas las categorías de moda, también en complementos como gafas de sol, bolsas de viaje o zapatos.

Como el mejor golfista, llegan a las líneas de moda todos aquellos motivos que recuerdan a los jugadores más estilosos. Tal y cómo en aquella secuencia de Sean Connery, en la película Goldfinger, vestirás como si fueras a jugar unos hoyos con un aspecto impecable.

 

Leave a Reply